Recursos Para Los Editores Disponibles En Español

Programa de WAME para editores futuros y de reciente nombramiento

Preparado por el Comité de Educación
Robert D. Utiger, MD, para el Comité de Educación
 
 
Muchas personas que se convierten en editores de revistas médicas tienen una reputación científica establecida como investigadores y autores y se han desempeñado como revisores, miembros del consejo editorial y tal vez como asistentes de editor de una revista. Sin embargo, es posible que no tengan idea de las muchas responsabilidades de los editores y los numerosos aspectos del proceso editorial. Esta guía se desarrolló para ayudar tanto a los editores potenciales en la valoración de la oportunidad de ser editor como para los editores de reciente nombramiento en su preparación para asumir la responsabilidad de la edición. La comprensión del papel y las responsabilidades de los editores, y del proceso editorial, deben dar como resultado que la experiencia de la edición sea más productiva y gratificante así como mejorar la calidad de la revista del editor.
 
El programa de estudios consiste de tres partes: una descripción de las responsabilidades principales de los editores, una serie de preguntas y comentarios que deben considerar los editores potenciales antes de aceptar un cargo editorial, así como una descripción del proceso editorial y de algunas de las preguntas que un editor debe responder y las contestaciones posibles a esos cuestionamientos. Aunque existen ciertas políticas y prácticas editoriales de aceptación general, los editores tienen mucho campo en la determinación de cómo aplicar estas políticas y prácticas en sus propias revistas.
 
El enfoque de este programa de estudios es sobre las revistas con revisión por pares (peer review) que publican los resultados de investigación original, aunque gran parte del material es relevante para otros tipos de revistas.
 
Es posible encontrar más información sobre estos tópicos en los libros y artículos que se enumeran en la sección de Recursos para los editores en este sitio de Internet. Se recomienda al lector que ingrese sus comentarios sobre el programa de estudios y las preguntas que no se mencionan al presidente del Comité de Educación,  Tom Lang.
 
 

Responsabilidades de los editores:

1. Los editores son responsables ante los lectores, y deben conocer sus necesidades e intereses.
2. Los editores son responsables de salvaguardar los derechos de las personas y animales que son sujetos de estudio.
3. Los editores son responsables del contenido editorial de la revista; es decir, los temas y el tipo de artículos, así como el contenido real de los artículos que se publican en la revista.
4. Los editores son responsables de establecer las políticas de autoría y presentación de los manuscritos para la revista.
5. Los editores son responsables del establecer y mantener un proceso de evaluación expedita y constructiva de los manuscritos, ya sea que se acepten o no para su publicación.
6. Los editores son responsables ante los autores en cuanto al mantenimiento de la integridad y confidencialidad del trabajo de los autores mientras se evalúa el artículo para su publicación.
7. Los editores deben estar dispuestos a tomar decisiones y respaldarlas, pero también reconsiderar sus decisiones cuando sea lo adecuado.
8. Los editores deben trabajar para mejorar no sólo la calidad de los manuscritos sino también la calidad de la investigación en el campo.
9. Los editores deben estar preparados para manejar el error y los argumentos de conducta inadecuada.
10. Los editores deben mantener la independencia editorial y trabajar para asegurar que los autores tengan libertad editorial.
11. Los editores no deben tener relaciones personales, financieras o de otro tipo vinculadas de alguna forma con cualquiera de sus responsabilidades como editor.
12. Los editores deben planear el futuro de sus revistas.
 
 

Lo que deben saber los editores potenciales antes de aceptar el puesto

 
1. ¿Quién es el dueño y quién publica la revista? Las sociedades o asociaciones médicas, universidades, hospitales, institutos de investigación, organizaciones gubernamentales o editores comerciales son dueños y publican las revistas. Los diferentes editores tienen diversas políticas en cuanto a la asignación de los editores y las condiciones en las que éstos trabajarán. Entre las preguntas relevantes acerca de estos tema se incluyen:
A. ¿Cuál es la historia de la revista?
B. ¿Por qué razón dejó el puesto el editor anterior?
C. ¿Cuáles son los términos de la asignación del editor: por ejemplo, pago y duración de la asignación? ¿Tiene el editor un contrato por escrito?
D. ¿A quién reporta el editor, a un comité de publicaciones, al presidente de la compañía, a un funcionario universitario, a un funcionario gubernamental o a alguien más?
E. ¿Tendrá el editor la libertad de publicar lo que considere que debe publicarse?
 
2. ¿Cuáles son las políticas y objetivos de la casa editorial de la revista? ¿Cuál es el propósito principal de la revista? Por ejemplo, ¿es educacional, para trabajos de publicación de los miembros de una sociedad o para ganar dinero?
A. ¿Es fijo el contenido editorial de la revista (artículos científicos originales, artículos de revisión, artículos de opinión y editoriales, así como cartas al editor) o puede cambiarlo el editor? ¿Puede el editor cambiar la dirección científica de la revista o el espacio dedicado a un tipo particular de artículos?
B. ¿Requiere la casa editorial de la publicación de cierto material con poca o ninguna revisión, por ejemplo informes de comités de una sociedad o una organización gubernamental?
C. ¿Cuáles son las políticas del mercadeo y publicidad de la casa editorial? ¿Acepta el editor potencial éstas políticas? Véase la parte 10.
D. ¿Qué tan a menudo se publica la revista, existe algún límite en cuanto al número de páginas que se pueden publicar en un número o en un año, y están separados o entremezclados el contenido editorial y el contenido de publicidad?
E. ¿Tiene el editor responsabilidades de revisión del manuscrito original y otros aspectos de la producción de la revista?
F. ¿Existen versiones impresas y electrónicas de la revista? Si existen las dos versiones, ¿son idénticas o difieren en contenido?
G. ¿En dónde se localiza la oficina editorial de la revista?
 
3. ¿Qué apoyo proporcionará el dueño al editor y a la oficina editorial de la revista?
A. ¿Es posible que el editor nombre a uno o más editores adjuntos o un consejo editorial?
B. ¿Se proporcionará apoyo para el resto del personal, equipo (computadoras, software de seguimiento del manuscrito, acceso a Internet y correo electrónico), suministros y renta de espacio de oficina?
C. ¿Se proporcionará apoyo para el editor o los editores adjuntos para asistir a congresos científicos o a congresos o cursos para editores?
 
Las respuestas a las preguntas anteriores deben ayudar al editor potencial a decidir si el puesto es atractivo y si el editor tendrá tanto la independencia como el apoyo necesarios para publicar una revista de alta calidad.
 
Véase otros Recursos de WAME en Independencia editorial.
 

El proceso editorial

 
1. Organización de la oficina editorial
Dependerá en parte de las políticas y procedimientos establecidos para la revisión de manuscritos.Por ejemplo, ¿está centralizado el manejo de manuscritos en una oficina única o los editores adjuntos manejarán algunos manuscritos en otros sitios?
A. Se requiere de personal para registrar y dar seguimiento a los manuscritos, contactar a los revisores y asegurarse de que se mantengan las políticas de la revista en cuanto al estilo del manuscrito y temas relacionados (véase más adelante).
B. El equipo que se requiere por lo general incluye computadoras, software de seguimiento del manuscrito y equipo de comunicación.
C. ¿Tiene la revista (o requiere de) editor(es) adjunto(s)? ¿Se encuentran ellos y el editor en el mismo lugar, o trabajan en forma remota? ¿Cuáles son las responsabilidades del editor asistente, manejar cierto tipo de manuscritos o sólo compartir el trabajo general? ¿Cómo se manejará el flujo de manuscritos y correspondencia entre los editores y los autores? ¿Quién tomará las decisiones, el editor, el editor adjunto o ambos?
D. ¿Existe un consejo editorial? ¿Cuál es el papel de este consejo, y cuáles son los requisitos para pertenecer a éste? Un consejo editorial es una fuente importante de recomendaciones y apoyo para un editor o sólo un grupo de revisores de manuscrito capacitados y bien dispuestos. Es muy probable que un consejo editorial sea útil para el editor cuando se definen con claridad sus funciones, sus miembros tienen intereses y experiencia variados y su tamaño es limitado. Debe determinarse el tiempo de servicio en el consejo editorial, de manera que el editor esté en contacto en forma continua con personas e ideas nuevas.
 
2. Determinación del contenido editorial de la revista
A. El contenido editorial lo puede predeterminar el dueño (véanse párrafos anteriores) así como la disciplina o región geográfica en la cual se publica la revista.
B. El contenido editorial se determina también mediante la decisión de aceptar o rechazar manuscritos sobre temas particulares. Si los autores ven artículos sobre algún tópico es probable que entreguen artículos sobre ese tema. Por el contrario, si los autores no ven artículos sobre algún tópico, es probable que supongan que la revista no desea artículos sobre ese tema y por lo tanto enviarán sus manuscritos a otro sitio.
C. El editor debe tener una idea clara del contenido que debe incluir la revista, con base en las necesidades e intereses de los lectores, las áreas más promisorias de investigación en el campo y el grado al cual debe la revista atraer y publicar esta investigación.
D. ¿Debe restringirse el contenido de la revista, por ejemplo, enfocarse en estudios de tópicos particulares o ampliarse para incluir más temas? De manera similar, ¿deben ampliarse los contenidos de la revista con respecto al tipo de artículos publicados? Por ejemplo, debe la revista publicar editoriales, artículos de revisión, artículos de noticias o números dedicados a un tópico particular (los denominados números temáticos)?
E. El editor debe intentar atraer manuscritos nuevos o mejores, manuscritos en áreas de investigación nuevas o manuscritos que resulten novedosos en diversas formas. Es posible invitar a autores para que entreguen sus manuscritos de forma directa o invitarlos a que lo hagan a través de sociedades médicas u otras instituciones, o la revista puede publicar notas en las que se pide a los autores que entreguen manuscritos. Tales invitaciones deben estar avaladas mediante declaraciones de que cualquier manuscrito será evaluado de acuerdo con los procedimientos usuales de la revista, y que no se garantiza que se acepten.
 
Véase otros recursos de WAME en Manejo de la oficina editorial y Lineamientos editoriales.
 
3. Los lineamientos de publicación de la revista
A. Lineamientos de autoría.
I. El editor debe establecer, publicar y hacer cumplir los criterios de autoría. Por ejemplo, ¿existen límites para el número de autores, y se requiere que los autores describan su contribución al trabajo? Si esto último es necesario, ¿se publicará tal información? (Véase también Problemas de autoría).
II. Es necesario solicitar a los autores que identifiquen las organizaciones que apoyaron la investigación y que describan el papel que desempeñaron estas organizaciones en el estudio y el análisis de resultados. Los autores deben tener acceso completo a todos los resultados de sus estudios. Esto tiene una importancia particular en cuanto a los estudios sobre fármacos y dispositivos apoyados por los fabricantes.(Véase Conflicto de intereses.)
III. Los autores deben revelar a los editores todas sus relaciones financieras personales y otras relaciones con el fabricante de cualquier producto mencionado en el manuscrito, o los fabricantes de productos considerados como competidores (Nota del traductor: es el llamado disclosure, en inglés). (Véase también Conflicto de intereses.)
IV. Es necesario describir las contribuciones de las personas a las que se les da reconocimiento por su ayuda en la investigación, y debe documentarse su consentimiento para ser reconocidas.
 
B. Lineamientos para el envío de manuscritos.
I. Los temas de investigación y el tipo de artículos que se consideran para su publicación en la revista se deben definir y publicar con claridad.
II. Se requiere que los autores verifiquen la originalidad de los manuscritos entregados para publicación, y que identifiquen otros manuscritos relacionados que han publicado o enviado a otras revistas. (Véase también Publicación duplicada.)
III. El editor debe establecer los lineamientos con respecto a los manuscritos cuyo contenido sea ya conocido en su mayoría, como resultado de la presentación del contenido en congresos o conferencias de prensa, publicación de resúmenes o como parte de informes gubernamentales, distribución de preimpresiones o su publicación en la Internet. Muchos editores publicarán manuscritos que describen trabajos presentados en congresos o publicados en forma de resumen o como parte de un informe gubernamental, pero no manuscritos que describan trabajos que se dieron a conocer al público en otras formas.
IV. Con frecuencia se requiere que los autores transfieran a la revista el derecho de autor (copyright) del manuscrito, si éste es aceptado. (Véase también Derechos de autor.)
V. El editor debe solicitar a los autores que documenten que su investigación fue aprobada por el comité de revisión institucional adecuado para la protección de los sujetos humanos o animales, y que todos los sujetos humanos de investigación o sus representantes dieron su consentimiento informado. Muchos editores requieren que esta información se incluya en los manuscritos.(Véase también Protección de los derechos, humanos, privacidad y confidencialidad [incluso IRB (Institutional Review Board)].)
VI. El editor debe establecer las políticas con respecto al formato y extensión de los manuscritos; números de figuras y cuadros permitidos; uso de formatos publicados para el informe de cierto tipo de estudios, por ejemplo el formato para estudios con asignación aleatoria (CONSORT, véase también Recursos para los editores); y el método de entrega (en papel, electrónico o ambos).
VII. Si el editor tiene un lineamiento para que los revisores no conozcan a los autores del manuscrito (una revisión “con enmascaramiento”), entonces se le solicita al autor que presente copias del manuscrito en donde no se incluyan los nombres y direcciones , así como otros posibles indicadores que orienten de quién es la autoría.
VIII. Es posible que el editor pida al autor que designe alguna persona que considera adecuada para hacer la revisión del manuscrito.
 
C. Información para los autores
I. Los lineamientos de la revista para la autoría y envío de manuscritos deben estar por escrito y disponibles.
II. La información para los autores que otorga la revista puede contener información más detallada acerca de los lineamientos de la revista en cuanto al estilo del manuscrito, cuadros y figuras, abreviaturas aceptables, unidades de medida, estilo de las referencias y temas relacionados.
III. Otros tópicos que pueden incluirse son la descripción del proceso de evaluación de manuscritos que se lleva a cabo en la revista y los resultados del proceso de evaluación de la revista.
 
Véase otros Recursos de WAME en Autoría.
 
4. Evaluación del manuscrito
A. El editor debe establecer un proceso para la evaluación (revisión) de manuscritos. ¿Serán evaluados (revisados) los manuscritos por el editor(es), los miembros del consejo editorial, revisores externos o alguna combinación de estas personas? Un editor puede desempeñar el papel de un revisor externo al igual que personas ajenas a la oficina editorial. ¿Se colocará el manuscrito en el sitio en la Red (web site) de la revista durante un intervalo específico, de manera que muchas personas puedan revisarla (revisión abierta)?
B. El editor puede establecer un sistema de revisión rápida de manuscritos de importancia especial. Esto puede incluir sólo a los editores o solicitar que los revisores completen sus evaluaciones dentro de un periodo más corto del que se permite de forma sistemática. Los autores que buscan una revisión rápida deben explicar la razón por la cual sus manuscritos ameritan tal revisión.
C. Es posible que el editor acepte manuscritos (con o sin revisión) sin una revisión externa, por ejemplo si se considera que la calidad es sobresaliente o el tema es particularmente oportuno.
D. El editor puede rechazar manuscritos sin una revisión externa, por ejemplo si el tema está fuera de la esfera de visión de la revista, está por publicarse un manuscrito con el mismo tópico, la calidad del manuscrito es mala o no se cumplió con los criterios para la entrega del manuscrito.
E. ¿Cuántas personas, además del editor deben revisar el manuscrito? En muchas revistas dos personas revisan los manuscritos, debido a que algunos de ellos requieren de la evaluación de dos personas con diferente tipo de experiencia o para minimizar el riesgo de una decisión editorial con base en una revisión con sesgo. Otras revistas evalúan los manuscritos en forma sistemática con uno o tres revisores.
F. Los revisores son asesores para los autores y los editores. El editor pide a los revisores que hagan recomendaciones con respecto a la aceptación o rechazo de los manuscritos, y deben tomar en cuenta sus recomendaciones, aunque el editor es quien toma las decisiones.
G. ¿Deben los revisores conocer la identidad de los autores? Se espera que los revisores que no saben quién escribió el manuscrito realicen una revisión y recomendaciones con menos sesgo. Sin embargo, es difícil el enmascaramiento de los manuscritos borrando el nombre y otra información acerca de los autores y no ha probado mejorar la calidad de las revisiones. Pocas revistas en la actualidad realizan revisiones con enmascaramiento.
H. ¿Debe pedirse a los revisores que firmen sus revisiones, de manera que los autores conozcan sus nombres? La mayoría de las revistas no lo requieren, pero se les dice a los revisores que pueden firmar sus comentarios para transmitirlo a los autores, si así lo desean. Si un revisor firma sus comentarios, el editor no debe quitar esa firma. Si un revisor no firma estos comentarios, el editor no debe revelar la identidad del revisor al autor ni a ninguna otra persona.
 
Véase otros Recursos de WAME en Revisión externa.
 
 
5. Revisores, sus responsabilidades, selección y compensaciones.
Los revisores son el corazón del sistema de revisión por pares (peer review), y ningún editor puede desempeñar su trabajo sin ellos. Definir las responsabilidades de los revisores, identificar a los revisores calificados para ciertos manuscritos, asegurarse que los revisores terminen su trabajo a tiempo y encontrar la forma de recompensarlos son componentes críticos del trabajo editorial.
 
A. Responsabilidades de los revisores.
I. La primera responsabilidad de los revisores es evaluar los manuscritos en forma crítica pero constructiva y preparar comentarios detallados acerca de la investigación y el manuscrito para ayudar a los autores a mejorar su trabajo. La evaluación debe incluir valoraciones de la originalidad e importancia de la investigación; el diseño del estudio, los métodos de estudio, que incluyen los métodos analítico y estadístico; la presentación de los resultados; los posibles factores de confusión; la fortaleza de las conclusiones; y la calidad general del manuscrito. (Véase también Estadísticas.)
II. La segunda responsabilidad es hacer recomendaciones al editor en cuanto a lo adecuado del manuscrito para la publicación en esa revista. Es posible que se les pida a los revisores que escriban comentarios narrativos acerca del manuscrito que apoyen sus recomendaciones al editor en cuanto a la aceptación o rechazo. Es posible que se les pida también que den una calificación a ciertas características del manuscrito como originalidad, calidad, exactitud, grado de dificultad de lectura e interés para los lectores, o que responda a cuestionarios detallados acerca de estas características e incluso dar un puntaje de prioridad.
III. Los revisores deben revelar al editor cualquier conflicto de interés con respecto a los autores o el contenido del manuscrito que se les pidió que revisaran, y en la mayoría de los casos cuando existen tales conflictos de interés deben rechazar la revisión del manuscrito. (Véase también Conflicto de intereses.)
IV. Otras responsabilidades de los revisores incluyen dar al manuscrito un tratamiento de documento confidencial y terminar la revisión de manera expedita. Los revisores no deben mostrar el manuscrito a ninguna otra persona sin el consentimiento expreso del editor.
V. Los revisores no deben hacer comentarios despectivos acerca del manuscrito en sus comentarios para los autores. Si los revisores hacen esos comentarios, el editor tal vez decida editar los comentarios o hasta ocultar todos los comentarios del revisor a los autores.
VI. Los revisores no deben hacer uso del trabajo descrito en el manuscrito.
VII. Los revisores no deben tener comunicación directa con los autores, ni siquiera presentarse a los autores excepto mediante la firma de sus revisiones.
VIII. El editor debe proporcionar ciertos lineamientos a sus revisores, en particular a los nuevos, con respecto a cómo desea que los revisores evalúen el manuscrito y la forma en que los revisores deben cumplir con su doble responsabilidad de proporcionar comentarios constructivos para el autor y consejo para el editor.
 
B. Identificación y evaluación de los revisores
I. El editor debe establecer una base de datos del revisor que incluye información acerca de la experiencia y capacidad de cada revisor, así como su dirección y otra información para ponerse en contacto.
II. Es posible que el editor identifique a revisores potenciales sobre la base de su conocimiento personal del tópico o de entre los autores de las referencias en el manuscrito, la membresía de la sociedad que publica la revista o búsquedas de base de datos por computadora como PubMed, o tal vez preguntando a los revisores que se niegan a revisar el manuscrito (véase más adelante).
III. Los autores pueden sugerir a los revisores para su manuscrito, ya sea que el editor los invite o no a hacerlo. Es posible que el editor elija usar uno o más de estos revisores, pero no tiene obligación de hacerlo. (Los autores pueden pedir que ciertas personas no revisen su manuscrito, pero los editores no están obligados tampoco a aceptar estas solicitudes.)
IV. El editor debe preguntar a los revisores, por teléfono, fax o correo electrónico, si están dispuestos a revisar un manuscrito en particular, y darles la fecha de entrega de la revisión en la oficina editorial (lo que suele ser en dos a tres semanas), y no sólo enviar el manuscrito al revisor. Al mismo tiempo, el editor puede preguntar nombres de otros que pudieran revisar el manuscrito en caso de que la persona a la que se contactó primero decline la oferta.
V. El editor es responsable de hacer seguimiento de los revisores, y realizar acciones para asegurarse que terminen de manera oportuna. El editor tal vez desee incluir en la base de datos del revisor también juicios acerca de la rapidez y calidad de los revisores.
VI. Si un revisor no termina una revisión a tiempo, el editor debe realizar la evaluación del manuscrito. Puede tomar la decisión de aceptar o rechazar el manuscrito con base en los comentarios y recomendaciones de otro(s) revisor(es) o su propia evaluación del manuscrito, o buscar una revisión adicional.
 
C. Con respecto a los revisores. ¿Cómo se recompensa a los revisores por su trabajo (y se les motiva para que continúen revisando la revista)?
I. Evitar sobrecargar de trabajo a los revisores, mediante la limitación del número de manuscritos que se pide que revise a una persona. Una manera sensata de limitar la sobrecarga de trabajo es pedir a los revisores que evalúen no más de un manuscrito por mes, o no pedir a una persona que ya revisa un manuscrito para la revista, que revise otro manuscrito.
II. Pocas revistas pagan a los revisores, pero se les puede recompensar mediante un agradecimiento público por revisar la revista cada año o dándoles copias o suscripción gratuitas a la revista.
III. Informar a los revisores acerca de las decisiones editoriales y enviarles copias de los comentarios de otros revisores.
 
Véase otros recursos de WAME en Revisión por pares (peer review).
 
6. Toma de decisiones editoriales y comunicación con los autores.
A. El editor debe establecer un sistema para decidir si un manuscrito es aceptable, aceptable si se revisa en forma adecuada o se rechaza. ¿Tomará las decisiones el editor solo, los editores adjuntos o ambos?
B. ¿Qué se debe considerar para tomar la decisión? Es posible incluir los comentarios y recomendaciones de los revisores, la disponibilidad de espacio, y, lo más importante, el juicio del editor con respecto a si es adecuado o no el manuscrito para la revista y el valor e interés de éste para los lectores de la revista.
C. El editor siempre puede buscar una revisión y consejo adicionales, pero debe mantener en mente que esto retrasa la toma de decisiones.
D. El editor comunica las decisiones a los autores. Esto significa que el editor tal vez tenga que dar explicaciones acerca de la decisión independientemente de los comentarios de los revisores que se envían a los autores.
E. El editor debe alentar de manera activa la revisión de manuscritos que se consideran potencialmente aceptables. Cuando el editor busca la revisión de un manuscrito, debe aclarar cuáles revisiones son esenciales y cuáles son opcionales. Si los comentarios de los revisores son contradictorios, el editor debe decidir y decirle al autor cuáles comentarios debe tomar en cuenta. Los editores pueden añadir sus propios comentarios y sugerencias para la revisión y ellos (o alguna persona en la oficina editorial designada por el editor) son responsables de asegurarse que los manuscritos cumplen con los lineamientos de la revista en cuanto a la extensión y el estilo.
F. En general, los manuscritos que son potencialmente aceptables pero que necesitan una revisión muy importante o datos adicionales deben rechazarse, pero el editor puede recomendar al autor que lo presente de nuevo. Cuando se hace esto, el editor debe explicar con precisión qué es lo que se requiere para que el manuscrito se acepte. Es un perjuicio para los autores solicitar que lo revisen y después rechazar el manuscrito. Una alternativa es que el editor trabaje en forma estrecha con los autores para que el manuscrito sea aceptable para su publicación.
G. Es posible que las decisiones de rechazar un manuscrito se basen en debilidad científica (diseño deficiente de la investigación, métodos de estudio inadecuados), falta de originalidad, falta de importancia e interés para los lectores, o simplemente falta de espacio. El editor debe explicar a los autores las razones de la decisión de rechazar los manuscritos. Esto tiene una importancia particular cuando el editor rechaza un manuscrito pero los comentarios de los revisores que se enviarán al autor están redactados en un tono favorable.
H. El editor no debe tomar decisiones con respecto a los manuscritos con los que pudiera tener conflicto de intereses, por ejemplo manuscritos enviados por miembros de la misma institución donde labora el editor, o personas que han colaborado en el pasado con el editor. En este caso, el manuscrito debe manejarlo un editor adjunto o de preferencia una persona ajena a la oficina editorial a la que se le otorga poder completo para seleccionar a los revisores y tomar decisiones con respecto a su aceptación o rechazo. Debe seguirse la misma línea si el editor entrega un manuscrito propio, que no sea un editorial, a su revista, lo cual debe ocurrir sólo muy rara vez.
I. Los editores deben evaluar los manuscritos revisados, para determinar si las revisiones son satisfactorias, y no regresarlos a los revisores. Una excepción podría ser cuando el manuscrito revisado incluye cambios que pudieran introducir nuevas deficiencias importantes sobre las cuales el editor necesita consejo de uno o más de los revisores originales. Los manuscritos revisados no deben enviarse a revisores nuevos.
J. El editor debe tener un mecanismo para el manejo de apelaciones de las decisiones, en particular decisiones de rechazo de manuscritos. ¿Se explicó con claridad al autor la base para la toma de decisión? ¿Es posible que la decisión sea equivocada?, ¿con base por ejemplo en una lectura incorrecta del manuscrito o un mal consejo del revisor? Los editores no están obligados a reconsiderar cada manuscrito que rechazan, sin importar con qué insistencia solicita el autor una reconsideración, pero sí deben hacerlo si el autor proporciona buenas razones por las que la decisión tal vez sea equivocada y está dispuesto a revisar el manuscrito en respuesta a los muchos comentarios de los revisores.
K. Los editores deben rechazar de inmediato un manuscrito previamente rechazado que se vuelve a entregar y no se ha revisado.
L. Si el editor está de acuerdo en reconsiderar un manuscrito rechazado, ¿cómo debe revisarse un manuscrito que se entrega por segunda vez? Un lineamiento razonable es que el revisor original y uno o dos revisores nuevos revisen y evalúen el manuscrito. Una alternativa es que el editor considere el manuscrito como un manuscrito nuevo, y lo revise algún revisor que no lo haya visto antes.
 
Véase otros recursos de WAME en Lineamiento editorial y Manejo de la oficina editorial
 
7. Tipos de artículos.
A. Editoriales. ¿Quién los va a escribir, el editor u otros a solicitud de él? ¿Quién los va a revisar y aceptar, buscar revisión o rechazarlos? ¿Tienen que estar vinculados todos los editoriales con artículos originales publicados al mismo tiempo, o deben ser de cualquier tópico que elija el editor?
B. Artículos de revisión. Los editores pueden solicitar los artículos de revisión, o los entregan los autores en la misma forma que los artículos de investigación original. Deben evaluarse de la misma forma que los artículos de investigación. Si se solicita una revisión, debe pedirse al autor que entregue un resumen para que el editor lo revise y apruebe antes de escribir el artículo.
C. Cartas al editor. Todas las revistas deben tener un espacio en el cual es posible que se cuestione el trabajo publicado y se señalen errores. Se debe dar siempre la oportunidad de réplica a los autores para cualquier carta acerca de su trabajo que se acepta para su publicación. Un trabajo posterior que amplía un trabajo publicado previamente se justifica también como una carta al editor más que la publicación como un artículo original nuevo.
D. Todas las revistas deben publicar una fe de erratas y su corrección en artículos que se publicaron con anterioridad.
 
8. Otras responsabilidades editoriales
A. El editor debe conocer los lineamientos de la casa editorial acerca de la publicidad. El proceso editorial debe llevarse a cabo de manera independiente de la procuración de publicidad. El contenido editorial de la revista debe separarse del contenido de publicidad en el mayor grado posible en la revista publicada, ya sea impresa o electrónica. (Véase también Publicidad.)
B. Protección de los derechos de los humanos y los animales. Como se mencionó antes (véase Lineamientos para el envío de manuscritos), el editor debe requerir que los autores documenten que su investigación fue aprobada por el comité de revisión institucional adecuado para la protección de los sujetos de estudio humanos o animales, y que todas las personas sujetos de estudio o sus representantes dieron su consentimiento informado. Es necesario que los editores se preparen para dirigir a los investigadores a los comités de revisión institucional que pueden revisar los planes de los investigadores. Un estudio revisado y aprobado después de su terminación es lo mismo que un estudio que no fue revisado. Los editores en ocasiones pueden publicar estudios que no están aprobados por tal comité si están satisfechos en cuanto a que se protegió en forma adecuada a los sujetos de estudio, sean humanos o animales. Por el contrario, es posible que los editores rechacen la publicación de estudios si los consideran poco éticos aun cuando el comité institucional los haya aprobado. (Véase también Protección de derechos humanos, privacidad y confidencialidad [incluso IRB (Institutional Review Board)].) 
C. Cómo relacionarse con los medios. El público no obtiene beneficio con la divulgación prematura de investigación que no se ha sometido a revisión externa y no se ha publicado. Los editores deben establecer políticas con respecto a la forma en que, ellos como editores y los autores que han entregado manuscritos a su revista, deben comunicarse con el público. En general, los autores no hacen propaganda acerca de su trabajo hasta que se revisó y publicó, excepto en las raras circunstancias en las cuales la investigación tiene una importancia vital para la salud pública. Entonces, el editor puede otorgar permiso para que un manuscrito que se ha revisado y aceptado para publicación se diseminfunda al público antes de la publicación real.
D. Manejo de acusaciones de conducta inadecuada. Los editores tienen la responsabilidad de investigar todas las acusaciones de conducta inadecuada, para determinar si existe una base razonable para el alegato. Quienes hacen las acusaciones deben describir en detalle la supuesta conducta inadecuada. El editor debe entonces comunicar el alegato al acusado. Después, si a juicio del editor existe cierta evidencia de conducta inadecuada, el asunto debe enviarse a la institución académica adecuada para una investigación más profunda. Si el alegato se hace antes de la publicación, ésta debe suspenderse hasta que el asunto se resuelva. Si la acusación se hace y prueba después de la publicación, el editor debe publicar ese hecho, el cual incluya una carta de uno o más de los autores y un artículo oficial institucional en el que se retracten. Los editores no deben retractar artículos por su propia iniciativa. (Véase también Plagio, fabricación, falsificación y publicación duplicada.)
E. El editor debe mantener y publicar los registros del proceso de evaluación de la revista, por ejemplo el número de manuscritos que se entregaron por año, el promedio de tiempo necesario para evaluarlos y el índice de aceptación.
 
Publicado el 26 de octubre de 2001
 
Traducción realizada por la Dra.Celia Pedroza Soberanis y revisada por la Dra. María del Carmen Ruíz Alcocer, de la Asociación Mexicana de Editores de Revistas Biomédicas, A.C. (AMERBAC).

Back to Home